Lo que hemos escuchado hasta ahora: encuestas y eventos

Entre marzo y agosto de 2020, los tucsonenses compartieron su visión del futuro para la movilidad de la ciudad. Más de 4,500 personas ubicadas en todas las áreas de la ciudad participaron en la encuesta en línea.

A través de estas respuestas, hemos escuchado que los tucsonenses quieren

  • Carreteras, calles y caminos que brindan acceso seguro y conectado para todos los medios de transporte
  • Mejores formas de transitar en la ciudad
  • Mejoras de seguridad para todos los medios de transporte, especialmente para peatones y ciclistas
  • Inversión en la red existente de transporte en mantenimiento, en mejorar la accesibilidad para personas con discapacidad y en eliminar las lagunas en la red de transporte 
  • Más opciones de movilidad
  • Un sistema de transporte que funciona para los tucsonenses con desafíos de movilidad graves
  • Opciones de transporte que apoyan una ciudad sostenible

Haz clic en la imagen para ampliar

Cuando preguntamos qué medio de transporte debería ser prioridad en las calles de Tucson

58%

apoyan un sistema de transporte equilibrado que satisfaga las necesidades de todos los modos de viaje.

Un sistema de transporte equilibrado proporciona espacio para todos los medios de transporte, equilibrando la inversión financiera, la repartición de espacio y los niveles de servicio para todos los usuarios de las calles de Tucson, y no solo para aquellos que utilizan vehículos motorizados. De acuerdo con esta visión, los participantes identificaron que las prioridades de Tucson deberían ser:

En cuanto a qué tipos de proyectos priorizar, los participantes indicaron que casi todas las categorías tienen una gran importancia.

Los tucsonenses quieren …

  • Mejorar la seguridad en los cruceros para las personas que caminan y andan en bicicleta (68%)
  • Mejorar la seguridad de todos los usuarios de las calles (61%)
  • Repavimentar las calles (53%)
  • Construir más banquetas que sean completamente accesibles para quienes usan sillas de ruedas (61%)
  • Mejorar la sincronización y la coordinación de las señales viales (54%)
  • Construir ciclovías más seguras y conectadas (52%)

Cuando se les preguntó cómo gastarían recursos limitados en proyectos de transporte, los encuestados eligieron priorizar el mantenimiento de calles y el transporte público.

Si los habitantes de Tucson tuvieran $ 25 para gastar en transporte, en promedio, la distribución por proyecto sería:

$ 7 Para el Mantenimiento de calles

$ 5 Para el Transporte público

$ 4 Para el uso de Bicicletas

$ 4 Para el uso de vehículos privados motorizados

$ 3 Para el uso de peatones y usuarios de sillas de ruedas

$ 1 para el uso de Modos compartidos (Uber, Lyft, taxis)

$ 1 para el uso Micromovilidad compartida (bicicletas y scooters compartidas)

Cómo te mueves

Actualmente, la mayoría de la gente conduce un vehículo privado motorizado para sus viajes diarios. Muchos quieren caminar, andar en bicicleta o tomar el autobús todos los días. Por el contrario, menos personas quieren conducir a diario, en comparación con la forma en la que se transportan actualmente.

¿Qué cambio se necesita?

La mayoría de los participantes (51%) dijeron que caminarían más si fuera más seguro y hubiera más destinos cercanos, mientras que el 55% indicó que andarían más en bicicleta si fuera más seguro y hubiera mejor infraestructura. Casi el 50% de los participantes usaría el transporte público con más frecuencia si el servicio fuera más confiable y las rutas fueran más rápidas.

Haz clic en la imagen para ampliar

¿Cómo podemos hacer este cambio?

  • Ciclismo: mejor infraestructura y mayor seguridad
  • Caminar: mayor seguridad y más destinos cercanos
  • Transporte público: mayor frecuencia, confiabilidad y cobertura de rutas

¿Qué nos dicen los resultados?

Tucson tiene la oportunidad de cambiar drásticamente la forma en la que la Ciudad invierte en transporte y en cómo se mueve la gente diariamente. Hay un deseo evidente de aumentar las opciones de transporte y la seguridad, así como de incrementar las inversiones en la infraestructura actual.